Tipos de consumo

USO

Entendemos por uso aquel tipo de consumo de drogas en el que bien, por su cantidad, por su frecuencia o por la propia situación física, psíquica y social del sujeto, no se evidencian consecuencias en el consumidor ni en su entorno. Se trata por lo tanto de un uso no problemático.
En la práctica es m uy difícil definir un consumo como “uso”, ya que son tantos los factores a considerar que lo que para el consumidor podría parecer un uso moderado, puede estar traspasando las fronteras del abuso para otro observador.
Es preciso entonces afinar la mirada antes de valorar como “uso” una determinada forma de consumo.

ABUSO

Entendemos por abuso aquella for ma de relación con las drogas en la que, bien por su cantidad, por su frecuencia y/o por la propia situación física, psíquica y social del sujeto, se producen consecuencias negativas para el consumidor y/o su entorno.

Alguien podría consumir cocaína e n una sola ocasión, pero hacerlo en tal cantidad que desencadenara algún tipo de problema cardíaco. Puede que una mujer sea moderada en sus consumos habituales de alcohol y tabaco, pero si los mantiene durante el embarazo estará incurriendo en abuso.

A continuación, veremos una serie de pautas que nos pueden ayudar a la hora de saber si es abuso o no.
Durante un período relativamente prolongado (un año), debería estar presente alguna de las siguientes manifestacione.

Complicaciones físicas y/o psíquicas relacionadas con el uso de la sustancia. Utilización repetida de una sustancia que conduce a una incapacidad para cumplir con las obligaciones. Utilización repetida de sustancias en situaciones cuyo uso puede comportar un peligro. Problemas judiciales ligados a la utilización de una sustancia. Problemas interpersonales o sociales persistentes o recurrentes causados o agravados por el uso de la sustancia.

DEPENDENCIA- ADICCIÓN

Siguiendo a la Organización Mu ndial de la Salud, podemos definir la dependencia como aquella pauta de comportamiento en la que el uso de una sustancia psicoactiva adquiere mayor importancia que otras conductas que antes eran consideradas como más importantes.

El consumo de drogas, que puede haber comenzado como una experiencia esporádica sin aparente trascendencia , pasa a convertirse en una conducta en torno a la cual se organiza la vida del sujeto.
Éste dedicará la mayor parte de su tiempo a pensar en el consumo de drogas, a buscarlas, a obtener financiación para comprarlas, a consumirlas, a recuperarse de sus efectos, etc.

Para poder hablar de dependencia es una condición imprescindible la presencia de un síndrome de abstinencia cuando se suprime el uso de la sustancia
Existen dos tipos:

Dependencia física o neuroadaptación :
estado de adaptación del sistema nervioso que se manifiesta por desórdenes físicos internos cuando se suspende la administración de la sustancia. Se pueden medir sus efectos. Dependencia psicológica :
es menos conocida y posiblemente más importante que la física, en el mantenimiento de la drogodependencia, en particular del alcohol. Existe un deseo compulsivo de buscar, obtener y de reiniciar el consumo. Es más difícil de medir.